Movimientos básicos para empezar a bailar bachata

A diferencia del rock y la salsa, la bachata es uno de los bailes más sencillos de conocer, pero sobre todo uno de los más sensuales. Esta danza consiste en pasos sencillos y movimientos repetidos de cadera y pelvis. Es adecuado para todo tipo de bailarines, incluidos los más novatos. Tan sencilla como seductora, la bachata es una mezcla perfecta de bolero y otras inspiraciones, como la chachachá o el tango. Los bailarines, acompañados por percusionistas y guitarristas, se desplazan por la sala con movimientos rítmicos y lánguidos. 

Aprender los pasos en solitario

En primer lugar, hay que enseñar la alternancia de los pasos en ritmo para sincronizar con el compañero y la música. Este es el punto esencial que hay que tener en cuenta antes de pasar a la siguiente fase. Los pasos básicos de la bachata son muy accesibles. Debe dominarlos en dos tiempos y tres movimientos. Así, la bachata se baila en 8 tiempos, seguidos de una pausa en el 4 y en el 8. Cada cambio en el paso de baile no es más que una concreción del paso básico en una orientación determinada. Es fundamental adaptarse a cada variación del paso cuando se baila solo en bachata. También es necesario comprender la noción de contraposición, que es una resistencia creada por la mujer cuando el hombre pide a su pareja que cambie de dirección. Aprender a guiar cada cambio de paso de forma inequívoca y practicar en una combinación estructurada son también esenciales. Para saber más sobre esta danza, consulte aquí

Aislamiento de movimientos corporales

Una vez que el paso básico se asocia con el juego de los niños, tendrá la oportunidad de pasar a la etapa de la sensualidad. Sensualidad significa aislamiento y, en danza, el término aislamiento se utiliza cuando el bailarín mueve sólo una parte del cuerpo. Al mismo tiempo, el resto del cuerpo debe permanecer inmóvil. Los aislamientos requieren un control corporal suficientemente profundo. El objetivo es activar sólo una parte cuando las otras están en reposo. Como los acentos en la bachata están perfectamente marcados, es conveniente seguir el tempo. Sin embargo, para bailarlo bien, es necesario estudiar la musicalidad de la misma manera que lo haría un músico. Se recomienda aprender a reconocer las variaciones musicales y también a expresarlas con el cuerpo. Para bailar bachata con estilo, hay que discernir los movimientos tan particulares del dehanché. De hecho, es el elemento central que le da su propio estilo. Por lo tanto, esta danza sensual está marcada principalmente por el contoneo.

Una buena guía para la bachata

La orientación en la bachata se realiza en diferentes partes. En la fase de preparación, el bailarín coloca su cuerpo y a su pareja de manera que el movimiento pueda realizarse con naturalidad. En cuanto a la fase de ejecución, es la propia orientación. El bailarín no tiene que pensar ni sentir lo que la bailarina quiere que haga, el movimiento es evidente. Un buen guía es aquel que respeta estos pasos combinando firmeza y suavidad. El dominio de la bachata llega entonces con un entrenamiento regular, no hay realmente un milagro. El arte de bailar en el amor es bailar y contonearse como si los dos cuerpos fueran uno. Estos dos socios deben conectar profundamente a través de las emociones o el tacto. Como buen bailarín, debe sujetar a su pareja con firmeza y ternura para que entienda cada señal suya. Demasiada fuerza es innecesaria, de hecho, puede limitar su libertad de expresión y movimiento.